¡Ojo! 5 atajos de fitness que no te van a favorecer

0

Debes encarar tu salud y el fitness de forma muy seria. Trabaja ahora para que puedas vivir una vida sana. ¡No dejes que tu vida ocupada te desvíe de tus objetivos!

Te entiendo: estás muy ocupado. Ir al gimnasio no siempre es la primera cosa en tu lista.

Tal vez tengas un montón de cosas durante la semana. Quizás hayas terminado de trabajar después de un día entero de trabajo y tus hijos te estén esperando en casa. Quizás tu primo se case en tres horas, por lo que solo tendrías tiempo de ir al gimnasio justo antes de la boda.

Problemas de tiempo, de plazos y obligaciones personales pueden mantener los atletas tan ocupados que comienzan a negligenciar pequeñas cosas que, en realidad, hacen una gran diferencia en tu físico, en tu salud y en tu progreso en general. Todos somos culpables de buscar maneras de ahorrar tiempo pero todos esos atajos pueden ser inútiles. Puede parecer poco pero salir del entrenamiento más temprano o no comer sano no te traerá muchas recompensas.

Aquí están algunos atajos que no te van a ayudar.

1 – No termines el cardio más temprano

¿Quién puede decir honestamente que nunca ha hecho esto? Yo no, ¡eso seguro! Oh, claro, tres minutos aquí, siete minutos allí. Es fácil mirar el reloj que tenemos delante y pensar “Búa, esto no importa. Da igual.”

¡No!

Piensa en esto: sacar 5-10 minutos al cardio todos los días, o solamente algunos días a la semana puede significar horas de entrenamiento perdido. Si tienes prisa, vete al gimnasio 5 minutos más temprano en vez de robarlos  al cardio. ¡Aguanta! Te agradecerás más tarde por el sacrificio mínimo que has hecho hoy.

2 – No rechaces los calentamientos y estiramientos bien hechos

El año pasado conocí a un culturista que me dijo que nunca había hecho calentamientos. Cuándo le pregunté sobre eso se encogió los hombros y me contestó simplemente “es una pérdida de tiempo”.

Flipé. “¿Perdona?” Cuidar tus músculos es tan importante como levantar pesas, tomar proteína y dormir horas suficientes.

Los estiramientos evitan lesiones, desequilibrio muscular, dolores crónicas y rigidez y problemas de alineación de los huesos en el futuro. Estirar los músculos después de haber pasado tanto tiempo haciendo flexiones de brazos ayuda a mantener el equilibrio muscular. Es decir, si un grupo muscular encoge, los músculos del otro lado crecen. La flexión crónica sin estiramiento de un grupo muscular puede muy posiblemente causar problemas. Si te mantienes moderadamente flexible eso es bueno para tu motricidad y tu funcionamiento fisiológico.

De hecho, la circulación de la sangre debido al calentamiento y estiramientos es buena para tus sistemas muscular, cardiovascular, central y nervioso. Ir de 0-a-60 normalmente conduce a dolor y a lesiones serias e inesperadas. Con calentamiento no quiero decir solamente caminar en la cinta caminadora durante cinco minutos. Si vas a levantar pesas bien pesadas, asegúrate que haces un bueno calentamiento antes. Sino, puedes distender un músculo o hacer una torsión de ligamentos fácilmente.

3 – Para de tomarte los multivitamínicos solo cuando te apetece

No soy una grande fan de tomar un montón de píldoras por la mañana. Y admito que no siempre tomo mis multivitamínicos. Solo tarda 3 segundos y aún así las personas se olvidan de hacerlo todo el tiempo. ¿Tendremos así tanta prisa?

No me interesa si tu régimen es buenísimo. Puedes comerte todos los vegetales y alimentos saludables que quieras, pero solo la comida, normalmente, no es suficiente para suplir las necesidades nutricionales de tu cuerpo. Muchos multivitamínicos contienen minerales y vitaminas esenciales para la recuperación muscular, para la salud de tu cerebro, para una retención correcta de fluidos y para dormir una noche de sueño reparador. Muchos productos también contienen prebióticos y otros ingredientes divertidos que mejoran la digestión, fortalecen el pelo y mejoran la salud tu piel. ¡Qué no se te olvide tomar los multivitamínicos!

Una palabra a los concurrentes que beben agua destilada en la semana anterior o antes de subir al palco: El agua destilada nos retira los nutrientes más importantes para que nuestro cuerpo parezca y esté en su mejor. ¡Tómate tus vitaminas!

4 – Que no se te olviden las grasas buenas

Muchas personas odian tomarse proteína o hidratos de carbono pero se olvidan que las “grasas buenas” son un componente esencial para una dieta sana. Las “grasas buenas” son buenas para tu sistema circulatorio. También mejoran tu inmunidad, previenen las inflamaciones en las articulaciones, apoyan a tu salud cerebral y a tu función metabólica, ayudan en la digestión y  aumentan la eliminación de gorduras. Así, ¿por qué –  si eres un atleta de competición –  huyes de ellas, siendo tan necesarias?

Tómate algunas cápsulas de aceite de pescado, por ejemplo. Aguacates, mantequilla orgánica, aceite de oliva y de coco son fuentes excelentes que te ayudarán a estar en tu mejor.

Consejo de fitness: Si quieres optar por una dieta baja en hidratos de carbono, incluye grasas para que tengas más energía y estabilidad mental. Salsas de aguacate y aceite de oliva son dos de las maneras más fáciles de obtener grasas buenas en tu régimen. Yo los tengo siempre en la nevera para que los pueda añadir siempre a mi dieta.

5 – No ignores la importancia de los pesos y forma de levantar pesas

No, de verdad. Para. Si vas a hacer sentadillas, mejor que las hagas correctamente. Me da igual que tengas prisa. Me da igual si ya haces esto desde hace 10 años, si has tenido un día horrible en el trabajo y si solo te apetece ir a casa o si ya has quedado con un amigo en 30 minutos. Puedes hacerte daño de verdad si te distraes, entrenando con pesas.

Una buena forma de verificar si estás levantando pesas de forma correcta o no es pedir a un PT que te va echando un vistazo. Un par de ojos más puede asegurar que no has desarrollado malos hábitos. Ahora ¡ojo! y cuidado para seguir haciéndolo todo bien.

Además no existe eso de tener “demasiado cuidado”. Necesitas esforzarte física y mentalmente durante el entrenamiento. Tu zona de comodidad no es tu amiga cuando estás haciendo musculación. Si levantas las pesas sin problemas, es tiempo de aumentar el peso o el número de repeticiones. Vete al gimnasio y haz el mismo entrenamiento con los mismos niveles de peso y no verás ninguna evolución en el futuro.

¿Qué te interesa entrenarte solo “más o menos”? La clave para transformar tu cuerpo es hacer con que tus músculos trabajen a máxima potencia. Asegúrate que haces movimientos completos y correctos para que obtengas los mejores resultados. Desafíate de todas las veces que entras en el gimnasio. Sin eso, no verás cambios.

Referencias:  

Huot Abby, Warning! 5 fitness shortcuts that will shortchange your body, 3 abril 2013, traducción y adaptación de la version original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here