7 consejos para que alcances tu objetivo fitness

0

El camino para el éxito no es fácil. Cuando se trata de alcanzar los objetivos a que nos proponemos en el gimnasio, todo se vuelve más complicado. El camino fitness de cada uno implica siempre altos y bajos y todos tenemos días malos. El problema de los días malos es que rápidamente se pueden convertir en el abandono de nuestros objetivos y del entrenamiento. Es importante que mantengas tu cabeza limpia y tu motivación al máximo.

Te damos 7 consejos para que te mantengas concentrado y llegues a tus objetivos fitness, dejando de lado las excusas de una vez por todas.

1- Crea objetivos realistas

Una de las razones por las cuales muchos desisten en medio del camino es no ver los resultados que esperaban. Esto pasa porque sus objetivos no son realistas. Es bueno que seas ambicioso y que busques estar en tu mejor pero no puedes esperar alcanzar tu objetivo final en nada. Hay todo un camino a recorrer antes que seas Mr. Olympia.

Sugestión: Elige plazos realistas y objetivos más pequeños que, a lo largo de tu camino, contribuyan para atingir tu objetivo final. Si buscas, por ejemplo, correr una maratón, empieza por participar en pruebas de corrida más pequeñas (de 5km, 10km, 20 km, etc…) que servirán para mejorar tu rendimiento y ayudarte a alcanzar más fácilmente la meta final que has definido. Esas pequeñas vitorias te van a mantener motivado y concentrado en tu evolución lo cual te permitirá llevar mejor tu nueva opción de vida.

2- Elabora un plan de acción

Después que definas tus objetivos de forma clara, importa que elabores un plan de acción. ¿Quieres perder 10kg en 6 meses? Vale, pero… ¿ya sabes cómo hacerlo? Desarrolla un plan de entrenamiento y un plan alimenticio para que no te pierdas y alcances tus metas. La organización va a permitir que tus entrenamientos y tus días sean más productivos. Si no defines horarios para entrenar o para tus comidas, es posible que se instale el caos y la presión de que te sientas desorientado yque te alejes de tu objetivo.

Sugestión: Recurre a la ayuda de un entrenador para desarrollar un plan de entrenamiento adecuado a tu condición física actual y a tus objetivos fitness. Si decides hacer todo solo, aumentan las probabilidades de que cometas algunos errores perjudicando con esto tu progresión. 

3- Cree en ti 

Cuando las cosas se vuelvan más difíciles, acreditar en ti puede hacer la diferencia. La mente es la principal responsable por imponer limitaciones durante el entrenamiento. Acredita en tus capacidades y, principalmente, en tu fuerza de voluntad. No desistas delante de las adversidades y recuerda siempre tu motivación principal, lo que te llevó a querer entrenar en primer lugar. No olvides que todos los entrenamientos, por muy difíciles que sean, tienen un fin. 

4- Trabaja para alcanzar resultados 

No basta solo creer. Hay muchos que piensan que por creer las cosas van a pasar, pero los resultados no caen del cielo y en lo que respecta a la forma física, sin mucho entrenamiento y sudor no hay milagros. Así que lo mejor es que trabajes todos los días para tus objetivos, incluso en esos lunes en los que no te apetece nada. Todos los minutos cuentan y, a partir del momento en el que decides poner los pies en el gimnasio, tienes de dar el 100% o difícilmente alcanzarás las metas a que te propusiste. 

5- Déjate de disculpas 

Después de inventar la primera disculpa, ya lo has estropeado todo. Después de la primera siempre vendrán otras hasta que tu tarjeta de gimnasio se quede perdida en algún rincón de tu cartera. Lucha contra los pensamientos negativos y no busques disculpas para no entrenar. Disculpas no construyen músculos, como ya lo sabes. Encara tus días con la cabeza levantada y busca tiempo para entrenar. Si está frío, arrópate. Si el gimnasio está cerrado, entrena en casa. 

6- Comparte tu camino con tus amigos 

Sabemos que, por veces, encontrar motivación no es fácil, especialmente si entrenas solo. Desafía tus amigos y familia a entrenar contigo y comparte con ellos tu experiencia. Si incluyes los tuyos en tu camino verás que esa será una fuente de motivación para continuar a luchar por tus objetivos y a lo mejor servir de inspiración a alguien. 

7- Aprecia y valoriza tu conquistas 

Incluso cuando las cosas no van cómo querrías y crees que ya podrías estar más fuerte y con más músculo debes dar valor a lo que has alcanzado. Vivir en la insatisfacción no hace nada por ti, además de desmotivarte. Roma no fue construida en un día y tu cuerpo de sueño tampoco lo será. Aprecia cada pequeña conquista y la progresión de tu día a día. Valoriza tu esfuerzo y ten orgullo en las repeticiones extra que conseguiste hacer en tu entrenamiento ayer. Solo así conseguirás apreciar tu cuerpo y tus conquistas. 

Referencias: 

Grage, James, 10 Secrets To Achieve Your Fitness Goals, enero de 2014, adaptación de la versión original

Stephens, Linda, 5 Tips That Will Help You Reach Your Fitness Goals, adaptación de la versión original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here