5 mitos sobre la proteína de soya

0

La soya es una fuente de proteína de elevada calidad, 100% vegetal, que contiene todos los aminoácidos esenciales. Es rica en vitaminas y minerales, fibras, omega-3 y omega-6, no contiene colesterol y su grado de grasas es muy reducido cuando la comparamos con la carne. Esta fuente proteica de origen vegetal contiene un grado elevado de arginina y glutamina, nutrientes que contribuyen para aumentar los niveles de óxido nítrico y para mejorar la liberación de la hormona del crecimiento, apoyando el aumento del desempeño, la recuperación y el crecimiento muscular.

Aunque exista mucha información sobre el asunto, las personas siguen teniendo muchas dudas sobre la proteína de soja que debemos aclarar. ¿Qué mitos y verdades existen sobre la proteína de soya? Revelamos y explicamos cinco de esos mitos.

Mito 1. La proteína de soya reduce los niveles de testosterona y aumenta los niveles de estrógeno.

Se han desarrollado varios estudios sobre este asunto en atletas profesionales masculinos de varias modalidades que ingieren elevadas cantidades de proteína de soya y que no muestran alteraciones en los niveles de testosterona, ni en la tasa de fertilidad. Además de no sufrir ningún efecto negativo, estos atletas aun ganaron masa corporal magra y mejoraron su rendimiento.

PUEDES LEER TAMBIÉN: 12 consejos para aumentar la producción de testosterona y potenciar el crecimiento muscular

Mito 2. La soya contiene estrógeno y es una proteína que solo interesa a las mujeres.

La soya no se compone de estrógeno pero contiene isoflavonoides. Los isoflavonoides se encuentran en la soya y también se denominan fitoestrógeno, que posee una estructura semejante pero distinta del estrógeno. Dos de las funciones consisten en disminuir el colesterol LDL y combatir la osteoporosis. En la verdad, no existen pruebas científicas que digan que la utilización de la proteína de soya perjudique los niveles hormonales o que afecte el desarrollo de los músculos.

Por ejemplo, en 2010 surgió una publicación en el periódico internacional Fertility and Sterility que indicaba que ni los suplementos isoflavonoides, ni la soya con un grado elevado de isoflavonoides, perjudica la producción de testosterona libre o total. Teniendo en cuenta los nueve estudios clínicos realizados sobre el asunto, la publicación declaraba que no existían evidencias de que los isoflavonoides incidiesen sobre los niveles de estrógeno en los hombres.

Mito 3. La proteína de soya es difícil de digerir, causa irritación estomacal e incomodidad gastrointestinal.

La proteína aislada de soya se digiere fácilmente. Su valor de disponibilidad va desde 95% a 98% lo que indica que se digiere más fácilmente que algunas proteínas de origen animal.

Algunas formas de soya como, por ejemplo, la harina de soya, que contiene proteína e hidratos de carbono, puede ser más fácil de digerir. Sin embargo, la mayor parte de los suplementos de nutrición deportiva están compuestos por aislados de proteína de soya, una forma segura y fácilmente digerible.

Mito 4. Todos los productos de soya se hacen a partir de organismos genéticamente modificados (OGM).

Algunas variedades de soya son modificadas para que toleren algunos herbicidas, permitiendo que los agricultores utilicen grandes cantidades de herbicidas para matar especies invasoras sin dañificar las culturas. No obstante, la mayor parte de los fabricantes utilizan ingredientes de soya que no fueron genéticamente modificados y que son certificados por el reglamento que excluye tales métodos. Debido a la importancia de esta cuestión y para que te sientas 100% seguro en relación a la compra e ingestión de soya, puedes siempre verificar en los rótulos de estos suplementos si el producto final no fue hecho a través de OGM.

Mito 5. Los fitoestrógenos de la soya inhiben el funcionamiento normal de la tiroidea.

Los defensores de la no consumición de la soya afirman que los fitoestrógenos son agentes anti-tiroidea muy potentes que causan hipotiroidismo. En realidad, en mayo de 2011, un estudio de Clinical Thyroidology percibió que 6 de las 60 mujeres con hipotiroidismo subclínico (un estado donde no existen síntomas) convertido en hipotiroidismo clínico, tras 8 semanas de suplementación con proteína de soya, conteniendo 16mg de fitoestrógenos, por día. Para imitar la dieta típica occidental, los investigadores dieron a las mujeres, todos los días, suplementos de proteína de soya con 2 mg de fitoestrógenos. Las mujeres que tomaron una dosis más baja no sufrieron cualquier cambio en la función tiroidea. Se concluyó que solo las dosis muy elevadas de fitoestrógenos en los suplementos de soya pueden causar hipotiroidismo clínico en una minoría de pacientes con hipotiroidismo subclínico.

Curiosamente, en el mismo estudio realizado por Sathyapalan, la dosis más elevada de fitoestrógenos reduce significativamente la resistencia a la insulina, la presión arterial y los marcadores de inflamaciones.

La proteína de soya es una alternativa segura a otros tipos de proteína para quien quiere aumentar y/o mantener la masa muscular que puede/debe ser consumida por hombres y mujeres como un complemento del plan alimenticio, desde que no se sobrepase la dosis diaria recomendada (cerca de 25g, o equivalente a 1,2 – 2g de proteína por quilo de masa corporal). Cambia tus fuentes de proteína, incluyendo carnes, pescados, huevos, productos lácteos y legumbres.

Nota 1: La soya puede ser utilizada alternadamente o en simultáneo con otras fuentes proteicas (caseína, albumina o proteína de suero), para impedir la pérdida de masa muscular.

soy pro scitec nutrition

TE PUEDE INTERESAR LEER TAMBIÉN:

Seis mitos sobre los batidos de proteína

Cómo ganar masa muscular con una dieta vegetariana?

¿Qué comer para ganar masa muscular?










Referencias:

Judith C. Thalheimer, RD, LDN, The Top 5 Soy Myths, Today’s Dietitian, Vol. 16 No. 4 P. 52, abril 2014, traducción de la adaptación de la versión original

Bianca Bassoto, Mitos e verdades sobre a proteína de soja, marzo 2013, adaptación y traducción de la versión original

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here