6 razones por las cuáles no consigues bajar de peso

0

Adelgazar puede ser un proceso largo y costoso y hay errores que lo vuelven aún más difícil. ¿Trabajas arduamente en el gimnasio pero los resultados no surgen? ¿Tu régimen te mantiene alejado de los dulces pero eso parece no resultar? 

Estas pueden ser las razones por las cuales tu cuerpo no presenta resultados:

1. Saltar comidas

El proceso de adelgazamiento no pasa por dejar de comer. Aunque exista el mito de que para adelgazar debes comer menos veces al día, esta idea está equivocada y puede ser la razón por la cual no consigues bajar de peso. Es verdad que en un régimen para bajar de peso debes reducir las calorías ingeridas pero intenta comer a cada 3 horas para que tu metabolismo permanezca acelerado. Una pausa demasiado larga entre las comidas desacelera el metabolismo y el cuerpo empezará a ir a buscar energía a la masa magra y a quemar todo tu esfuerzo en el gimnasio.

Sugestión: Calcula tus necesidades calóricas y distribuye ese valor por 6 a 7 comidas al día.

2. Desistes al primero tropiezo

Estás a régimen hace 3 semanas y tienes una fiesta de cumpleaños. Comes pasteles, bebes refrigerantes y exageras en la cena. El sentimiento de culpa aparece y lo primero que piensas es que has estropeado todo y mejor desistir ya, ¿verdad? No. Una mala comida o incluso un mal día no son razones para te alejar de tu objetivo. Todos tropezamos a veces. Lo que importa es continuar y corregir esos errores.

Sugestión: No entres en pánico si no sigues tu plan a 100%. Piensa en una alimentación sana como un estilo de vida y no como una obligación. Come sano pero no te desilusiones si tropiezas una u otra vez. Concéntrate en tu objetivo y ¡tira para delante!

3. Cambias frecuentemente de régimen

Este es un error muy común en personas muy impacientes. Hay innúmeros regímenes que prometen buenos resultados en poco tiempo pero los regímenes milagrosos no existen. Muchas personas cambian frecuentemente de régimen porque no consiguen los resultados que buscan en 15 días y creen que el régimen no funciona. Desisten y empiezan un nuevo régimen que está haciendo su amiga y que se le nota que está funcionando. Al final, desisten después de un mes por los mismos motivos de siempre.

Si no sigues un régimen por tiempo suficiente jamás descubrirás si funciona contigo o no. Esto porque nuestro cuerpo tarda aproximadamente 21 días hasta que se adapte a un cambio alimenticio. Dale tiempo a tu cuerpo y empezarás a ver los resultados. Esto no significa que debes insistir en un régimen que no es el más adecuado para tus objetivos.

Asegúrate que tu régimen está indicado para tu nivel de ejercicio físico y objetivo fitness. Si buscas perder grasa y ganar masa muscular será mejor que empieces por perder los quilos en exceso primero. Estos dos objetivos deberán ser trabajados separadamente ya que exigen dietas con necesidades calóricas y de macronutrientes muy distintas.

LEE TAMBIÉN: ¿Es posible ganar músculo y perder grasa al mismo tiempo?

4. De vago a adicto

Has decidido cambiar tu vida radicalmente y, de repente, eres la persona más motivada del mundo. Cuentas tus calorías en detalle y pesas los gramos de arroz vas a comer en todas las comidas. La motivación es la clave del éxito pero tampoco se te debe ir la olla. La disciplina es importante pero son la motivación y el equilibrio que van a hacer duradero tu nuevo estilo de vida. Esta idea de “todo o nada” y el control excesivo pueden aumentar tus niveles de estrés y la probabilidad de que abandones tu régimen. El secreto está en el equilibrio y moderación.

5. Estiras tu cheat meal del viernes a todo el fin de semana

El día de la cheat meal es muy esperado por aquellos que están intentando bajar de peso, en particular por aquellos que han empezado hace poco y sus “malas costumbres” siguen estando muy presentes. La cheat meal puede tener ventajas principalmente a nivel físico y mental al ser un pequeño regalo después de una semana de restricciones. Pero cuando te dejas llevar y estiras la cheat meal de viernes a domingo por la noche acabas estropeando todo el trabajo que hiciste en esa semana. Además, aumentas las probabilidades de que tengas una recaída a corto plazo.

6. Tienes el mismo plan de entrenamientos desde hace un año

No puedes esperar evolución en el gimnasio cuando haces los mismos ejercicios desde hace más de 6 meses. Los músculos necesitan ser estimulados y estar bajo cargas cada vez más pesadas para que sigan creciendo. Cuando notes que tu evolución en el gimnasio ha estancado, cambia la frecuencia, intensidad y tiempo de los ejercicios para que consigas sacar más provecho de tus entrenamientos. El cambio en tu plan de entrenamientos debe ser progresivo para que le des al cuerpo tiempo para adaptarse y evites las lesiones.

LEE TAMBIÉM: ¿Cuándo debemos cambiar el plan de entrenamiento?

Ahora que ya entiendes cómo estos pequeños errores pueden dañar tu proceso de pérdida de peso, corrige lo que estás haciendo mal y veras que los resultados no tardarán en aparecer.

Referencias:

Baymiller, Karina, Fat-Loss Facts: 7 Common Dieting Mistakes, julio de 2014, adaptación de la versión original

Sessions, Karen, Six Bodybuilding Diet Mistakes, julio de 2014, adaptación de la versión original

Davis, Kellie, 5 Dieting Mistakes You Must Avoid, agosto de 2014, adaptación de la versión original

Rivera, Hugo, 5 Common Bodybuilding Dieting Mistakes, adaptación de la versión original

Clark, Shannon, Diet Mistakes – Avoid These 7 Diet Trapdoors, noviembre de 2011, adaptación de la versión original

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here